Thamara + Eli, boda LGBT rústica para repetir

Thamara y Eli llegaron al Atelier juntas en busca de su vestido de novia rústico. Desde el principio nos fueron enganchando y poco a poco las fuimos conociendo un poquito más. A pesar de venir juntas, no vieron el vestido de la novia hasta el día de la boda -quizás esa fue de las pocas tradiciones que mantuvieron. Nos dejaron recuerdos maravillosos, como el momento en que Eli le enseñó el pie entre las cortinas a Thamara, o cómo Thamara nos explicó que viven en una casa llena de peludines. Esta es la historia de una boda LGBT, pero sobre todo del amor entre dos novias maravillosas.

Una historia de amor con un inicio muy dulce

Thamara y Eli trabajaron juntas unos meses en 2018, pero no se llegaron a conocer. Fue el último día, en una fiesta, cuando finalmente coincidieron y empezaron a hablar. Thamara invitó a Eli a desayunar unos cruasanes: “vas a probar los cruasanes más ricos de tu vida”. Y así fue. Desde esa primera promesa ya fueron inseparables. La conexión fue tal que al poco, hicieron el paso de irse a vivir juntas. Primero, se mudaron a Madrid. Luego volvieron a Barcelona… y entonces estalló la pandemia. “El inicio de nuestra historia de amor no fue fácil pero valió la pena el viaje”, nos contó Eli.

Boda lgbt rústica

Quererte para querer

Desde el inicio, Thamara y Eli se han complementado, cada una desde su maravillosa y única manera de ser. Thamara es auténtica, pura energía, y se nota que defiende los suyos con uñas y dientes. Tiene el don de sacar lo mejor de aquellas personas con las que se rodea. Eli es más tranquila, muy dulce, y muy cuidadora. Durante su Atelier Experience, por ejemplo, y aunque Eli estaba probándose el que sería su Mimètik, estaba súper atenta a cómo se encontraba Thamara y cómo estaba de azúcar, puesto que la que sería su mujer tiene diabetis. Y, de hecho, ese lado dulce de Eli es algo que no escapa a los amigos de Thamara y que siempre le comentan con admiración. “No la dejes escapar”.

En sus votos, Eli contó una cosa que nos pareció fundamental: que todo amor parte de la propia autoestima. Te dejamos con sus palabras, porque queremos que te arranque la lagrimita como nos pasó a nosotras: “Cuando nos conocimos yo tenía poquísima experiencia en el amor y todos los complejos del mundo encima.  Lo primero que hizo Thamara es decirme “mírate al espejo, mira lo guapa que eres. ¿Y sabéis los espejos estos que hay en el Tibidabo, que te pones delante y te ves enano, gordo, deformado perdido? Pues lo contrario. Thamara es como un espejo mágico en el que cada vez que me miro me veo un pibón. (…) Y de pronto, dejé de estar ciega y descubrí que me gustaba, que me gustaba ella y que, por fin, me gustaba yo. Empecé a quererla a ella a la vez que me iba queriendo un poquito más a mi”.

Nos encanta ver como las parejas se cuidan, se complementan y aprenden de la manera de ser del otro. ¡Eso tiene que ser el amor! Hacer un buen equipo y crecer juntos. Y eso vale, por supuesto, para todo tipo de parejas, no solo lgbt.

Boda LGBT con vestidos Mimètik

Una boda LGBT para repetir

Thamara y Eli son Mimètik Brides 100%: ellas marcan sus propias normas. Por eso, la noche antes no dormieron separadas. Estaban demasiado nerviosas… y no querían dejar solos tantas horas a sus perros y gatos. Por la mañana desayunaron juntas, como ese día tres años atrás, y luego se separaron para arreglarse y lucir espectaculares con su Mimètik. Se casaron en el Ayuntamiento y, como toda boda covid, fueron poquitos. Pero fue una ceremonia preciosa. Eli entró del brazo de su padre y Thamara eligió dos personas, Cayetana, la hija de su prima, y su padre.

Tras la firma, fueron a celebrar con amigos y familiares su boda rústica en una masía de Vilanova del Vallés. Entraron juntas mientras sonaba “Respirar” de Bebe, que para ambas significa mucho. “Siempre nos había gustado la canción pero ahora, en la situación en la que estamos, adquiere una nueva dimensión tras el COVID. Era una bonita forma de agradecer el poder estar todos juntos y respirar por fin tras muchos meses raros”.

La boda tuvo grandes momentos, como cuando ambas tiraron sus ramos desde un balcón de una masía. Con una boda LGBT, ¡tienes el doble de posibilidades de conseguir el ramo! Pero quizás el momento más épico y quedará en el recuerdo de todos fue cuando apareció un piano de cola de repente bajo una sábana. Era algo que a Eli siempre le había hecho muchísimo ilusión, ¡y por fin tenía la oportunidad! Eli aprovechó para cantar una canción que le había compuesto a Thamara cuando se conocieron.

El día fue maravilloso y el tiempo voló como nunca, como pasa siempre que eres feliz. “(…) cuando nos dimos cuenta ya estábamos en la cama disfrutando de la sensación de haber vivido uno de los días más especiales que recordamos. Desde entonces, no hay día en el que no paremos un segundo y pensemos en volver a casarnos”.

Boda gay Barcelona

Dos novias, dos Mimètik

Eli y Thamara tienen dos personalidades muy diferentes, y por eso eligieron dos vestidos de novia rústicos que mostraban a la perfección el carácter de cada una de ellas. Thamara, de hecho, fue la persona que descubrió Mimètik buscando por internet. Se enamoró de nuestro Gala Rustic con encaje golden y de seguida le comentó a Eli “Me encanta. Si me queda bien, me lo quedo”. Así de directa es y de claras tiene las cosas. Eli sabía que le quedaría perfecto, como todo lo que luce.

Por su parte, Eli buscaba un vestido de novia sencillo. Para ella, un Marie Essential en ivory era la opción perfecta. Encontró, además, el complemento ideal, que además acabó robando todo el protagonismo de su Mimètik: un velo de encaje cosido a mano en nuestro taller.

¡Las dos estaban preciosas! ¿Y lo mejor? Se sentían auténticas con su Mimètik.

Tu Atelier LGBT-friendly

Thamara y Eli es una de las muchas novias que han pasado por Mimètik para vivir su Atelier Experience.

Nos encanta ser un Atelier LGBT-friendly o gay-friendly. Estamos súper contentas que el estado español haya sido uno de los pioneros en permitir el matrimonio gay y que nuestra sociedad sea cada vez más abierta.

Si buscas tu vestido de novia rústico perfecto, crearemos una atmósfera de confianza en la que podrás sentirte tu misma. Podrás venir sola o acompañada de tu futura mujer y pondremos toda nuestra energía en que ambas salgáis felices y satisfechas. Podréis ser como Eli y Thamara, que eligieron vestidos completamente distintos, o podréis llevar el mismo con distintas sobrecapas. Totalmente up to you! Nosotras os acompañaremos en este viaje de la mejor manera que sabemos.

“Las chicas de Mimetik nos ayudaron mucho. Aconsejando sin presionar, sin querer influir en las decisiones, desde la distancia y con mucho cariño. Salimos encantadas y con la seguridad de llevar encima el vestido que siempre habíamos soñado”.

DID YOU LIKE THIS ARTICLE? Share!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Mireia

Mireia

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Subscríbete ahora y recibirás un 10% de descuento en tu primera compra!

Shopping Cart